Se retoma el debate por los subsidios al transporte

Se analizará la declaración de emergencia del transporte público en el interior del país. Se busca un reparto equitativo entre los fondos que recibe el AMBA y las provincias

La comisión de Transportes de la Cámara de Diputados retomará el debate en torno a distintos proyectos que buscan lograr un reparto equitativo de los subsidios al transporte público. El eje de la discusión es la diferencia en el volumen de los fondos que recibe el AMBA y los que se destinan al resto de las provincias. Si bien en mayo el Gobierno se comprometió a asistir económicamente con un 65% de aumento para el interior, la cifra fue puesta en duda dado que el secretario de Transporte, Diego Giuliano planteó que aún no cuentan con dicho recurso. En ese marco, uno de los principales puntos a debatir en la cámara baja es la declaración de emergencia del transporte.

Durante el mes pasado, el Gobierno Nacional sostuvo que ayudarían económicamente a las provincias con $46 mil millones extras. Sin embargo, el secretario de Transporte, Diego Giuliano reconoció que solo cuentan con “recursos hasta agosto ya proyectados”. Aún así, aseguró que se está trabajando para obtener los fondos con las posibilidades de expansión que surjan del Presupuesto”. Frente a la incertidumbre planteada, este miércoles a las 16 horas los diputados retomarán el debate junto a funcionarios nacionales del área.

De acuerdo a lo informado, la comisión presidida por el diputado de la UCR, Jorge Rizzotti continuará con el análisis de una decena de proyectos y dentro del temario se incluirá la “declaración de la emergencia del transporte público de pasajeros por automotor, urbano y suburbano del interior del país”. Además, se debatirá en torno a las modificaciones sobre “prorroga del vencimiento del plazo para circular para vehículos que presten servicio de autotransporte de pasajeros”

Para los diputados provinciales, la distribución del subsidio al transporte público del interior mantiene una notable brecha entre el AMBA que concentra entre el 85% y 75% de los subsidios, mientras que el resto de las jurisdicciones deben repartirse el 15% o 13% restante. La desigualdad presentada tiene su impacto en el valor de los pasajes. De hecho, se planteó que en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense la tarifa no se actualiza desde 2019, de modo que el boleto inicial es de 18 pesos mientras que en las provincias los valores básicos se encuentran desde los 24 hasta los 80 pesos.

Pese a que el Gobierno reconoció que no cuenta con fondos para ampliar el presupuesto para los transportes públicos del interior, los gobernadores insisten en llevar el Fondo Compensador de $46.000 millones a $70.000. Por su parte, el secretario de Transportes aseguró que desde el Ejecutivo se está trabajando en cuatro políticas que buscan compensar la desigualdad generada. La primera medida consiste en un aumento de subsidios al interior, la segunda está centrada en el traspaso de las 32 líneas que comienzan y terminan en CABA al gobierno porteño, la tercera busca una expansión de la tarjeta SUBE en todo el país con el objetivo de tener un mayor control y la cuarta medida busca un descongelamiento de las tarifas en el AMBA, de concretarse dicha medida, el pasaje inicial pasaría a los 25 pesos.

 

Compartir a: